Aceite

Showing all 3 results

  • Aceite Oliva

    50K – 200Ml

    12,87
    Aceite Oliva

    50K – 200Ml

    12,87

    Nariz. Al oler el aceite nos inundan gran multitud de aromas, destacando entre todos ellos el de aceituna en el envero que va dejando paso a aromas familiares como frutos secos (vease nueces), y también tonos de manzana y pera maduras.

    Boca. Se percibe entrada dulce, que se torna uida en la cavidad bucal, impregnándola uniformemente y permitiendo descubrir un intenso sabor a manzana. Otros sabores que se perciben, evocan a la almendra y a la nuez. No se percive ningún nota amarga ni astringente, y el picante es muy ligero presistiendo en boca durante unos segundos.

    Color. El aceite presenta una tonalidad amarillo verdoso, completamente transparente.

  • Aceite Oliva Vigen Orbeolive

    Botxi – 500Ml

    14,71
    Aceite Oliva Vigen Orbeolive

    Botxi – 500Ml

    14,71

    Nariz. Al inspirar en la copa de aceite, percibimos un frutado de aceituna madura intenso, al que le van sucediendo aromas a almendra, con matices de madera de higuera y corazón de alcachofa. Por último, aparecen algunos aromas de montaña que recuerdan al brezo invernal en flor, así como a hierbas aromáticas destacando el poleo y la menta.

    Boca. Se aprecia una textura algo densa, y al cabo de unos minutos aparece una positiva astringencia. Inmediante, se produce una explosión de sabores, sobre los cuales destaca intensamente, la almendra madura. A medida que se va disipando el sabor a almendra, comienzan a apreciarse notas que recuerdan a la hoja de tomatera, a la planta de la judía verde, y a hierba recién cortada.

    Tacto. Denso en boca y ligeramente astringente.

    Color. En una copa de cristal transparente, se aprecia una variación de la coloración desde verde oscuro en el fondo de la copa, a ocre en su parte superior.

  • Orbeolive aceite oliva

    50K – 500Ml

    20,23
    Orbeolive aceite oliva

    50K – 500Ml

    20,23

    Nariz. Al oler el aceite nos inundan gran multitud de aromas, destacando entre todos ellos el de aceituna en el envero que va dejando paso a aromas familiares como frutos secos (vease nueces), y también tonos de manzana y pera maduras.

    Boca. Se percibe entrada dulce, que se torna uida en la cavidad bucal, impregnándola uniformemente y permitiendo descubrir un intenso sabor a manzana. Otros sabores que se perciben, evocan a la almendra y a la nuez. No se percive ningún nota amarga ni astringente, y el picante es muy ligero presistiendo en boca durante unos segundos.

    Color. El aceite presenta una tonalidad amarillo verdoso, completamente transparente.