Exportar vino | centralbcnExportar vino | centralbcn
productos alimentación

Exportar vino

31 gener, 2016 • sector alimentación, vino

exportar vinoEspaña cuenta con la superficie plantada mayor del mundo en los años 2013/14 su producción alcanzó los 52 millones de hectolitos (un 54% mas que el anterior ejercicio).

Pese tener la cosecha mas abundante España nos confirma como vendedores líderes aunque desgraciadamente a precios muy bajos. Entre otras cosas porque lo que mas exportamos es vino español a granel (el 47% del total de las ventas)

Comparado con las otras 10 grandes regiones vitivinícolas España como distribuidor de vino en Europa y el resto del munfo -Francia, Italia, Chile, Australia, Estados Unidos, Alemania, Nueva Zelanda, Portugal, Argentina y Sudáfrica-, España es la que vendió mas cantidad de vino a granel en 2014. El siguiente, Italia, colocó 563,3 millones de litros, menos de la mitad y fue el primero en vender mas barato. Francia vendió el litro de vino exportado a 5,3 euros/litro frente al 1,1 de España, siendo además Francia el principal cliente del vino español. Estados Unidos y Suiza son los países que pagan el vino nacional a un precio más alto: 3,44 y 3,37 euros por litro respectivamente.

La clave para revertir esta situación está en Italia que consiguió transformar una situación a la de España en el pasado como exportador de vino cambiando de producto -menos granel y mucho más envasado y espumoso- y de clientes -del granel a Francia pasando a vender a Estados Unidos, Reino Unido, Rusia y China-.

La demanda interior de vino en España solo consume la cuarta parte de la producción total, luego vender fuera es una necesidad vital para los productores españoles.

Comercio VinoEl problema sin resolver es la existencia en el sector del vino de dos mundos paralelos. Uno de ellos está destinado a los vinos de gran calidad y precios elevados, que se mantiene en mercados tradicionales y abre cada año nuevos horizontes. Y otro mundo, formado por cientos de cooperativas y bodegas, que se sostiene con la venta de producto a granel y que, gracias a precios bajos, aumenta con fuerza sus ventas en terceros países y tapa los agujeros de otros países que sufren malas campañas.

Es evidente que el objetivo es exportar vino embotellado con márgenes más altos, pero con solo las 20.000 marcas que hay en España, elevar su categoría y hacerlo llegar a comercios en el extranjero requiere un gran esfuerzo.

El problema que surge con la comercialización intensiva es el coste que conlleva. España cuenta con cerca de 4.000 bodegas, muchas de las cuales se trata de pequeños negocios con nombres que solo se conocen en los pueblos de alrededor. Los fondos de la UE, administrados localmente a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), cubren hasta el 50 % de las inversiones destinadas a la promoción de los vinos españoles fuera de la UE, pero los costes siguen siendo prohibitivos para muchas pequeñas empresas que se dedican a estos productos de alimentación.

“Las pequeñas empresas deberían asociarse para ser más competitivas y buscar mercados extranjeros”, declara Jaume Llopis, profesor en la Escuela de Negocios IESE de Barcelona, y que trabaja en agrupaciones de exportación de alimentos y bebidas en las regiones de Cataluña y Galicia.

Para vender vino al exterior de gama alta y a precio alto se necesita un tiempo de comercialización, promoción, imagen y contactos entre los importadores y esto no es algo que pueda hacerse de un año para otro.

Etiquetas: ,

No se permiten comentarios en este artículo.